Regálame...


Regálame esta noche una caricia.
 Hazme sentir en tus brazos el calor de tu amor. 
Yo detendré el tiempo para decirte entre susurros, que sólo tú robaste mi amor.